Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
viernes, 10 noviembre 2017

Simples cambios que puedes hacer que te pueden ayudar a mantener el estrés bajo control

Etiquetas: , ,

Muchas veces creemos que la vida sencillamente nos supera, y no nos sentimos capaces de cumplir en la inmensidad de roles que tenemos. No es extraño que sintamos angustia y un cansancio infinito.

Antes de llegar a este estado, debemos preocuparnos de nosotras. Siempre recordemos que nuestra bienestar es fundamental para rendir en todos los roles que desempeñamos. Estas simples técnicas pueden ayudarnos a darnos pequeños espacios, pero que son muy valiosos para evitar llegar a niveles altos de estrés.

Puedes leer ¿Tienes insomnio? Estos consejos para dormir mejor te ayudarán

Técnicas para mantener el estrés bajo control

Cuando armes tu agenda, deja dos o tres espacios libres

Ni siquiera pienses para qué los dejas, la idea es que sean minutos para ti, para hacer nada, descansar y disfrutar. Por pequeños que sean, te servirán para “airearte” y preguntarte qué tienes ganas de hacer. Es necesario y te permitirá asumir los compromisos siguientes con más energía.

Descansa el tiempo necesario

Hay que dormir, por lo menos, ocho horas. Sabemos que con niños pequeños es difícil de lograr. En estos casos, date licencias y duerme un par de minutos de vez en cuando. Pide ayuda y trata, en lo posible, de descansar el mayor tiempo que puedas.

Cuida tu dieta

Trata de evitar los alimentos que no te aportan energía. Elige mejor, los que son ricos en litio y en magnesio (cereales, huevos, chocolate, verduras, pescado y frutas secas) y en vitamina B (leguminosas, aves y pan integral). Evita los excitantes como el tabaco, el alcohol o el café. Tampoco es bueno caer en dietas estrictas en las que te privas de casi todo, solo lograrás tener aún menos energía.

Come sentada a la mesa

Date un tiempo solo para comer, sin distracciones ni apuros. Mastica varias veces cada bocado y no leas ni hables por teléfono mientras lo haces. Si puedes, comparte este momento con tus seres queridos, sin apuros ni obligaciones.

Juega con niños

Hijos, sobrinos, hijos de amigos, no importa. La actividad lúdica y el contacto con los más pequeños nos ayudan a desconectarnos, y a conectarnos con una dimensión nuestra que tiene otra frecuencia.

Cuando te sientas muy exigida, pregúntate cuánto de esa carga puedes soportar

Tener conciencia de las demandas excesivas es un buen primer paso para regularlas mejor. Sabemos que a veces cuesta, pero es bueno que si hay cosas que no te sientes capaz de hacer, o te provocan un estrés excesivo, puedas renunciar a ellas.

Pide ayuda

Ejercita tu capacidad de delegar y de dejarte ayudar. Por más que no lo necesites ya, te va a preparar para poder hacerlo cuando realmente sea necesario: el marido, la nana, la mamá, la suegra, una amiga… todas SIEMPRE necesitamos una red de apoyo eficiente y presente.

Desarrolla técnicas para relajarte

Siempre a la medida de tus necesidades, gustos y preferencias. Busca qué te gusta hacer: no se trata sólo de practicar yoga o meditación. Hay muchas formas de serenarte y conectarte contigo misma como leer un libro, darte un baño, escuchar música o hacer deporte. Busca una actividad que te relaje, disfrutes y te entretenga.

Date algún gusto

Dedica al menos un rato por semana a una actividad que te reconforte: ir a la peluquería, salir de mall, un café con una amiga, cenar con tu pareja, pasear a tu perro…

Ten una rutina de actividad física

Es una efectiva fuente de descarga del estrés. Además la actividad física genera endorfinas, la hormona de la felicidad. Con el deporte te sentirás más sana y feliz.

Relájate y estírate

Realiza este tipo de ejercicios todos los días.

Ocúpate de tu bienestar emocional

Las relaciones afectivas, el optimismo, el equilibrio mental, son redes esenciales que brindan contención cuando el estrés y la ansiedad nos invaden.

Desconéctate en algún momento del día

Elige  cuál es el más apropiado y oblígate a apagar el celular y el computador por un rato. Recuerda que la dependencia al mail es uno de los factores más estresantes de la vida profesional de hoy.

Date un par de minutos al día solo contigo

Todas necesitamos estar a solas, escuchar nuestro corazón y pensamiento sin el ruido de la vida diaria.

Disfruta de la compañía y presencia de quienes amas

Entrega tiempo de calidad a tus hijos, a tu pareja, padres y amigas, es una excelente forma de desconectarse y de manejar el estrés.

Y tú ¿Tienes algún otro secreto para bajar tus índices de estrés?

Te puede interesar Beneficios de hacer pilates: 8 razones para comenzar hoy mismo!

Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte