Fitness/Salud / Lo más reciente! /
martes, 14 noviembre 2017

Hernias inguinales: síntomas y operaciones

Etiquetas:

En términos simples, las hernias son un agujero o defecto en la pared abdominal por el cual el intestino u otros tejidos salen hacia el exterior cuando el paciente aumenta la presión en esta zona. Esto puede ser el resultado natural de que un área no se cerró del todo o producto del debilitamiento de un lugar en específico.

“Las hernias más frecuentes son las inguinales y femorales, y las dos ocurren en áreas de tejidos débiles. Las inguinales son más comunes en hombres y se presentan en el trayecto a través del cual desciende el testículo hacia el escroto en la etapa fetal”, explica el médico cirujano de Clínica Vespucio, Dr. Felipe Catán.

Por otro lado, hay más casos de hernias femorales en mujeres, que surgen en la zona donde pasan las venas y las arterias que van hacia la pierna. Como especifica el especialista, “incluso aquellas hernias que no producen dolor o molestias deben ser operadas, ya que de lo contrario existe el riesgo de presentar complicaciones como atascamiento o estrangulación, lo cual pone al paciente en riesgo vital”.

Síntomas

El principal indicio de que existe una hernia inguinal es una molestia en la zona, asociada a un aumento de volumen, que habitualmente desaparece al acostarse. Si el dolor es más intenso, puede ser signo de atascamiento o de que se encuentra estrangulada. No obstante, el cirujano de Clínica Vespucio destaca que “algunas hernias no generan malestar, lo cual en muchos casos es más peligroso ya que toma más tiempo diagnosticarlas y se corre el riesgo de desarrollar complicaciones”.

Ante una sospecha de hernia inguinal, el Dr. Catán entrega una lista de síntomas que se pueden presentar:

  • Una sensación de malestar en la ingle, que aumenta al estar sentado, agacharse, toser o levantar objetos pesados
  • Un bulto en la zona del hueso púbico
  • Sensación de dolor o ardor en el bulto
  • En ocasiones puede existir dolor e inflamación alrededor de los testículos

Técnica mejorada

La cirugía tradicional consiste en realizar una incisión sobre la zona afectada, separar todas las capas de tejidos hasta encontrar uno firme donde se pueda fijar una malla que permite reparar el defecto. “Esta técnica es efectiva para reparar la hernia, pero deja una cicatriz de aproximadamente 10 cm y produce dolor durante la recuperación”, aclara el Dr. Catán.

Sin embargo, la laparoscopía ha permitido desarrollar procedimientos que permiten reparar distintos tipos de hernia a través de pequeñas incisiones, lo que deriva en una recuperación más rápida, con menos dolor postoperatorio y excelentes resultados estéticos. Por ello, esta técnica se utiliza en pacientes que realizan deportes o trabajo físico, además de personas obesas y con hernias bilaterales.

La hernioplastía laparoscópica es simple, requiere hospitalización de un día y consiste en “una incisión de 1 cm en el ombligo y dos incisiones de 5 mm en distintas zonas según el lado de la hernia o si es bilateral”, expone el cirujano.

¿Cuáles son las 5 cosas infaltables que toda mujer debe llevar en su cartera? Te invitamos a visitar nuestro canal de youtube y  ver lo que nos dijo el Director Internacional de Lancome.

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte