Lo más reciente! / Sexualidad /
lunes, 23 octubre 2017

Todo lo que necesitas saber sobre el lubricante íntimo

Etiquetas: , ,

Utilizar un lubricante íntimo para mejorar las relaciones sexuales es algo que se ha vuelto muy común. Su uso se relaciona a una mezcla perfecta para que se disfrute de mejor manera el sexo y se eviten situaciones que puedan generar dolor en las relaciones sexuales.

Muchas mujeres utilizan el lubricante íntimo para mejorar, valga la redundancia, su lubricación en las zonas íntimas y evitar sentir dolor generado por una sequedad vaginal. En algunos casos, la penetración vaginal genera molestias y el uso de este producto permite que se suavice y se genere mayor placer.

Además, usar lubricante es una gran forma de comenzar a jugar más con la pareja. No solo la mujer puede colocarse el gel, para el hombre también es un gran aliado a la hora de penetrar y disfrutar las relaciones sexuales.

Puedes leer 10 tipos de sexo que hay que experimentar alguna vez en la vida

Lubricante íntimo para experimentar

Además, si quieren jugar y experimentar, por ejemplo, con juguetes sexuales, es necesario el uso del gel, ya que entrega un contacto mucho más suave y puede evitar irritaciones o molestias posteriores a su uso.

Si quieres experimentar aún más, y quieren practicar sexo anal, el lubricante íntimo es fundamental. Esto es así, ya que esta zona no está preparada anatómicamente para la penetración, por lo que si bien se puede excitar y dilatar, no va a tener lubricación.

Hoy en día podemos encontrar lubricantes íntimos muy variados y para todos los gustos. La mayoría de ellos son en base a agua, por lo que no manchan, no son pegajosos y se limpian con facilidad.

Sin embargo, por esta composición no es recomendable para usarlo en  la ducha o ambientes de agua, ya que se van a disolver.

Compatibilidad con preservativos y variedad

Los lubricantes son 100% compatibles con los preservativos y cada día aparecen nuevos que nos permiten jugar aún más: con sabores, aromáticos, más líquidos, más espesos (para diferentes situaciones como el agua), con efecto de frío o de calor, para mejorar la eyaculación, entre tantos otros.

La única advertencia es que si lo usas para tener sexo anal, y luego quieres practicar sexo vaginal, es necesario limpiar la zona ya que puede transportar bacterias que podrían afectar la flora vaginal.

Ahora, solo queda disfrutar y pasarlo bien. El lubricante íntimo puede convertirse en un gran aliado a la hora de tener relaciones sexuales. La previa se vuelve más entretenida, con juego y risas.

¿Te animas a usar lubricante íntimo?

Te puede interesar 12 datos sobre la vagina que debes saber ahora mismo

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte