Actualidad / Lo más reciente! / Mujeres que encantan! /
jueves, 13 julio 2017

Por qué el mensaje de Malala es tan importante en nuestros tiempos

Etiquetas: , ,

A sus 17 años, Malala se convirtió en la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz, y definitivamente no es poca cosa, sobre todo siendo una niña paquistaní que está dispuesta a arriesgarlo todo con tal de garantizar la educación para las mujeres de su país.

Su historia empezó un 12 de julio de 1997, pero en el mundo supimos de ella en 2012, cuando un grupo de talibanes le disparó en su camino de regreso a casa. Malala Yousafzai recibió el impacto de 2 balas de las que logró sobrevivir para convertirse en la portavoz de un importantísimo mensaje a favor de la educación de las niñas en todo el mundo.

En 2013 Malala se convirtió en la persona más joven en ganar el Premio Sájarov de Derechos Humanos otorgado por la Unión Europea, y desde entonces se perfilaba ya como una importante candidata al Premio Nobel. Sin embargo, ella siempre mantuvo su mensaje de humildad en un contexto de lucha:

“Mi objetivo no es conseguir el Nobel de la Paz. Mi objetivo es conseguir la paz y la educación para todos los niños en el mundo.”

Cuando finalmente recibió el Premio Nobel, su mensaje resonó aún más fuerte que nunca, convirtiéndose en la imagen y la voz del empoderamiento femenino, inspirando a miles de personas con una capacidad inaudita para el liderazgo.

A pesar de seguir siendo blanco de amenazas y ataques, su discurso es tan inspirador como destacable, y ahora más trascendente que nunca.

“Si se quiere acabar la guerra con otra guerra jamás se alcanzará la paz”.

En un mundo en el que hay 58 millones de niños, entre 6 y 11 años, que no están recibiendo ningún tipo de escolarización, el mensaje de Malala es sumamenente poderoso. Según el último registro de la UNESCO, en 10 años no se ha logrado disminuir ni un poco este número, a pesar de que, en teoría, ahora somos más conscientes de la importancia de la educación en la infancia.

Las nuevas estadísticas mundiales recopiladas por el Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU) muestran que alrededor del 43% de los niños sin escolarizar -15 millones de niñas y 10 millones de niños- probablemente nunca pisarán un aula de mantenerse las tendencias actuales.

Según este mismo informe, esto se debe al aumento en la población de África, un continente claramente afectado por todos los problemas graves que existen en el mundo, pero ¿a qué podemos atribuirle el hecho de que haya más y más mamás adolescentes en África? ¿A qué se debe que no haya una consciencia sobre métodos de anticoncepción y familias más pequeñas?

Claro… a la falta de educación. Este es un problema redondo que se muerde su propia cola.

Sin educación, todos los problemas serios que aquejan nuestro mundo seguirán creciendo, porque como bien ha señalado Malala, una mujer educada puede tomar mejores decisiones, una mujer educada educará a sus hijos, una mujer educada es un cambio en el mundo.

El fondo y la esencia del mensaje de Malala es la educación, pero su influencia se ha extendido a muchas otras ramas de derechos humanos.

Durante su lucha ha velado por el regreso de niñas secuestradas por grupos terroristas, ha ayudado a exiliados a cruzar fronteras para salvar su vida, ha creado centros para la educación de niñas en el mundo, y sobre todo ha logrado levantar la voz en un mundo de adultos. Malala consiguió que los grandes líderes mundiales escucharan a una niña de 17 años.

Malala se ha convertido en una heroína de las nuevas generaciones, logrando tocar fibras entre las adolescentes a las que sólo parecía importarles una selfie… Malala logró crear consciencia en millones de personas alrededor del mundo sobre la realidad a la que se enfrentan miles de mujeres.

Es la voz de una generación que estaba falta de modelos a seguir. Es una mujer que lucha por los derechos de todos los seres humanos. Es una niña que se ha hecho escuchar por los que toman las decisiones importantes. Es una paquistaní que logró reinventarse su historia. Es un ser humano que inspira.

Y por eso, su mensaje sigue siendo tan importante hoy como cuando ganó el Premio Nobel de la Paz.

Y un claro ejemplo es el hecho de que está festejando su cumpleaños #20 conviviendo con niñas iraquíes que fueron obligadas a dejar la escuela por grupos terroristas, y siendo felicitada por las grandes voces del mundo:

Y nosotras, desde nuestra trinchera de Mujer&Punto, no tenemos más que admiración y respeto por esta chica que se pasó por encima todas las reglas y nos está regalando un mensaje de pura y valiente inspiración.

Si Malala pudo cambiar al mundo a los 14 años, todas las mujeres del mundo podemos transformar nuestra realidad.

¿No creen?

Por: Caro Saracho.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte