Crianza / Lo más reciente! / Salud/fitness /
martes, 12 septiembre 2017

¿Puede cortarse la leche materna por un susto? Éste y otros mitos sobre la lactancia que debes dejar de creer

Etiquetas: , ,

Si eres mamá, seguramente sabes que existen muchos mitos sobre la lactancia y la maternidad. Quizás en estos días en los que hubo un sismo, te dijeron que no le dieras leche a tu bebé porque podría ser dañino para él… ¡No te preocupes! Para que no te quedes con dudas, nosotras te decimos lo que pasa realmente cuando las mamás tienen estrés o ansiedad.

Durante mucho tiempo se ha creído que un susto puede provocar que los pechos de la mamá “se resequen” y no produzcan leche, sin embargo, esto es uno de los tantos mitos que rondan en torno a la lactancia materna.

¿Qué es lo que en verdad sucede?

Cuando una futura mamá vive una situación estresante, su organismo responde generando adrenalina y cortisol, los cuales inhiben la oxitocina, la cual interviene en el reflejo de eyección de leche. Esto produce que al succionar el bebé la leche salga más despacio, pero esto no quiere decir que no haya. Si te encuentras en esta situación lo más recomendable es que busques un sitio tranquilo para alimentar a tu bebé, puedes poner música, luz tenue. Si al principio se inquieta porque la leche no sale, tranquilízale con mimos, caricias y palabras suaves. Verás que pronto el flujo de leche volverá a ser constante.

Además de este mito, existen otras creencias equivocadas que debemos dejar en el pasado. Te mostramos algunos ejemplos de lo que se dice para que cuentes con información verdadera, avalada por la UNICEF y que llegó a nosotros gracias a nuestros amigos de Philips.

1. Mito

Las mujeres de pecho pequeño no pueden ni deben amamantar.

Realidad

El tamaño de los pechos no influyen en la lactancia.

2. Mito

No todas las mujeres producen leche de buena calidad y suficiente para alimentar al bebé.

Realidad

Todas las mujeres producen leche de buena calidad y en cantidad suficiente porque la lactancia es un proceso regido por la ley de la oferta y la demanda.

3. Mito

Si las madres están embarazadas de otro bebé deben dejar de amamantar.

Realidad

Aun estando embarazada de otro bebé, la madre puede seguir amamantando. Algunas hormonas que el cuerpo produce en el periodo de gestación, pueden cambiar el sabor de la leche, pero no su calidad.

4. Mito

La mujer que lacta no puede tener relaciones sexuales porque la leche se daña.

Realidad

¡Falso! Las relaciones sexuales no tienen nada qué ver con la calidad de la leche.

5. Mito

Si la madre está enferma, no debe dar de lactar y si sigue lactando no puede tomar medicamentos.

Realidad

Si la mujer está enferma (gripe, resfriado, tos, etc.) puede amamantar. Si se trata de otra enfermedad más grave, antes de tomar cualquier medicación deberá consultar a su médico.

6. Mito

Una vez que se interrumpe la lactancia no se puede volver a amamantar.

Realidad

Con una técnica adecuada y apoyo, tanto las madres como los bebés pueden retomar la lactancia, luego de un cambio de leche materna a fórmula. Esta práctica es vital durante la emergencia.

Así que ya lo sabes, no tienes que haer caso de todo lo que te digan, no importa si también son mujeres con hijos. En caso de cualquier duda, acércate con un médico.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte