Crianza / Lo más reciente! /
lunes, 13 noviembre 2017

Simples consejos para evitar accidentes en el agua

Etiquetas: , , ,

En el hemisferio sur está por comenzar la temporada de piscina y playa. Sin duda, uno de los lugares favoritos de los niños para capear el calor. Pero tenemos que extremar los cuidados para evitar los temidos accidentes en el agua.

Tenemos que tener claro que todos los accidentes se pueden evitar. Es por eso que nuestra preocupación también debe ir por educar a nuestros hijos y enseñarles hábitos de autocuidado desde muy pequeños.

Puedes leer 7 alimentos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico de los niños

Por lo general, la población más expuesta a este tipo de accidentes son los niños menores de cinco años. Y luego vienen los adolescentes, lo que en su juventud, no miden los riesgos y solo quieren divertirse.

Esto, convierte a los accidentes en el agua la principal causa de muerte entre los niños y adolescentes.

Además de todo lo que podamos enseñarles a los niños y adolescentes, los adultos responsables también debemos tomar medidas. Estos consejos pueden ayudarte a evitar accidentes.

Nunca dejes solos a los niños en el agua. Siempre debes estar atenta, aunque sepan nadar.

– Evitar que los niños y adolescentes corran en los bordes de las piscinas, ya que puedes resbalarse y caer en ella.

– Evitar todo tipo de juegos bruscos dentro del agua (adultos y niños) como las famosas chinitas, juegos que puedan terminar con pérdida de la conciencia, entre otros.

– Usar chalecos salvavidas o flotadores para las personas que no sepan nadar.

– No bañarse en zonas prohibidas por la autoridad, ni en aguas torrentosas.

– No tirarse piqueros, clavados ni saltar desde diferentes alturas (árboles, techos, rocas, entre otros)

– Nunca bañarse en el mar, lago, río, piscina si se ha ingerido alcohol.

Los adultos a cargo deben saber nadar y reaccionar rápidamente frente a una situación de peligro.

– Enseñarle a los niños que pidan ayuda inmediatamente si ven a alguien con problemas en el agua. Nunca deben ser ellos quienes se metan al agua a ayudar.

– Es recomendable de que antes de que los niños más pequeños ingresen al agua, un adulto pruebe la temperatura. El agua muy fría puede provocar problemas de respiración, calambres y dificultar los movimientos.

Te puede interesar Cría niños emocionalmente fuertes con estos juegos de relajación

Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte