You are currently viewing 5 Señales de que las Peleas con tu Pareja Son Tóxicas

 Discutir con tu pareja es algo normal. Todas hemos tenido desacuerdos sobre dinero, tareas del hogar o incluso sobre cómo criar a los hijos. Pero, ¿cómo saber si estas discusiones están afectando negativamente tu relación? Aquí te presentamos cinco señales de que las peleas con tu pareja no son saludables y algunos consejos para manejarlas mejor.

1. Se culpan mutuamente

Supongamos que le pediste a tu pareja que arreglara el grifo que gotea en la cocina. Han pasado varios días y el problema sigue igual. Te sientes frustrada y le dices con tono molesto: “¿Por qué no has arreglado lo que te pedí? Ya han pasado muchos días”. Aunque él podría haber gestionado mejor su tiempo, culparlo no ayudará a resolver nada y solo generará una respuesta defensiva.

Solución: Usa declaraciones en primera persona. En lugar de decir “Nunca haces lo que te pido”, prueba con “Me siento ignorada cuando las cosas que te pido no se hacen” o “Me preocupa que el grifo siga goteando. ¿Podemos arreglarlo juntos?”. Esto centra la conversación en cómo te afecta la situación y es más probable que recibas una respuesta empática en lugar de una defensiva.

2. Usan el tratamiento del silencio

El tratamiento del silencio, donde uno de ustedes se niega a hablar o solo responde con monosílabos, puede ser devastador. Esto suele ocurrir cuando alguien está tan abrumado por sus emociones que teme que hablar solo empeorará la situación. Para quien recibe el silencio, éste puede sentirse como un castigo y generar miedo y baja autoestima.

Solución: Si necesitas espacio, está bien. Simplemente comunícalo. Di algo como “Necesito un tiempo para calmarme. ¿Podemos hablar en 20 minutos?”. Esto muestra que te importa la relación y que quieres resolver el conflicto, pero que necesitas un momento para calmarte.

3. Comparten todos sus pensamientos en plena pelea

Desahogarse completamente en medio de una discusión puede ser perjudicial. Si comienzas a sacar a relucir viejos problemas o quejas no relacionadas con el tema actual, puedes abrumar a tu pareja y complicar más la situación.

Solución: Enfócate en un problema a la vez y mantén la conversación sencilla. Si te das cuenta de que estás hablando demasiado, haz una pausa y pregunta: “¿Captaste todo eso? Sé que fue mucho”. Esto ayuda a mantener la discusión manejable y productiva.

4. Actúan como sabelotodo

A todas nos gusta tener razón, pero corregir constantemente a tu pareja puede hacerle sentir menospreciado. Usar la corrección como un arma en las discusiones solo incrementa la frustración y desvía el foco del problema real.

Solución: Deja de lado la necesidad de tener razón y prioriza la conexión con tu pareja. Pregúntate si es realmente necesario corregir cada pequeño detalle o si es más importante mantener una buena comunicación y comprensión mutua.

5. Atacan con insultos

Decir cosas hirientes durante una pelea puede dañar seriamente la relación. Este comportamiento agresivo generalmente surge de problemas no resueltos y puede destruir la confianza y la satisfacción en la pareja.

Solución: Reflexiona sobre por qué reaccionas de esa manera. Identificar las emociones subyacentes que te llevan a atacar puede ayudarte a cambiar tu comportamiento. Por ejemplo, si sabes que tiendes a ser hiriente cuando te sientes ignorada, reconoce esa emoción y busca una manera más constructiva de expresarla.

Si a pesar de tus esfuerzos las peleas siguen siendo destructivas, considera ver a una terapeuta de pareja. Una profesional puede ayudar a identificar y cambiar patrones de conducta perjudiciales y mejorar la comunicación. Recuerda, las peleas son inevitables, pero aprender a manejarlas de manera saludable puede fortalecer tu relación.

Fotografías: Unsplash