You are currently viewing Descubre Cómo Avenue 31 Café Une Miami con Montecarlo

Por Joanna Wurmann

¿Qué tienen en común Miami y Montecarlo? (Además de que ambos empiezan con M) Pues, desde hace unos meses, más de lo que podrías suponer. Recientemente, en Bal Harbour Shops, sin duda el centro comercial más exclusivo de la ciudad, se inauguró el segundo local de Avenue 31 Café. La apertura de esta cafetería en, originaria de Montecarlo, este centro comercial no me sorprende; me parece no solo acertada, sino también lógica. ¿Qué otro lugar de nuestra ciudad podría fusionar tan fácilmente la sofisticación y el estilo europeo con el vibrante espíritu miamense? Para mí no hay duda de que este mall, con su oferta de moda, joyería y gastronomía de primer nivel, atrae a todos aquellos que valoran la sofisticación y la exclusividad, los mismos que con seguridad disfrutarán de las delicias que este establecimiento ofrece. Desde hoy, estos dos lujosos destinos del mundo (Miami y Montecarlo) están más cerca que nunca.

Como homenaje a su primer local y siendo fiel a su identidad, este nuevo establecimiento de Avenue 31 Café es muy similar al que encontrarás en el 31 de Avenue Princesse Grace en Mónaco (de ahí el nombre). Ubicado, en el segundo nivel de Bal Harbour Shops, esta cafetería cuenta con tres diferentes sectores: el primero es la pastelería principal, que tiene puertas de vidrio y letras de bronce; en el interior, las maderas claras y los blancos mostradores son el hogar de deliciosos croissants, pasteles y postres dulces que te guiñan el ojo con solo entrar. ¡Imposible resistirse!

En los otros dos sectores destacan los manteles y las sillas en tonos de blanco y azul, complementados con hermosas orquídeas que añaden un toque de distinción y serenidad, creando un ambiente perfecto para disfrutar de una experiencia culinaria excepcional. Deleitarse con una comida rodeada por algunas de las marcas más prestigiosas del mundo convierte cada visita en una excepcional aventura culinaria y visual. Además, desde las mesas podrás disfrutar de cautivadoras vistas del centro comercial, tal vez el más bonito de Miami, y sus alrededores, ofreciendo un ambiente inspirador y relajante, perfecto para una comida tranquila o un café con pastelería.

La influencia de Montecarlo no se detiene en la decoración. El menú de Avenue 31 Café es un reflejo de la cocina de alta calidad que uno esperaría encontrar en el lujoso enclave europeo. Desde el desayuno hasta la cena, cada plato destaca por sus ingredientes frescos y auténticos. Aquí podrás saborear deliciosos croissants y pasteles recién horneados que rivalizan con los mejores de Europa, así como originales ensaladas, pastas, pinsa romana y platos de carne y pescado como ensalada de berro, tagliatelle “Verde” Bolognese, el fritto misto di mare, la hamburguesa y el filete de res Angus de Avenue 31, entre otros. La carta podrás complementarla con una selección de vinos por copa y botella.

Mi recorrido culinario fue durante la hora de la cena y comenzó con el Tuna Tartare (USD 24), un platillo que combinaba la suavidad del pescado con el crujiente de la tempura y un toque umami de trufa de soja, logrando un exquisito bocado. Por su parte, la ensalada de Kale Toscana (USD 18) me sorprendió con su complejidad: almendras tostadas, higos, balsámico de limón, gorgonzola, coliflor y pasas se unieron a la Kale, creando una sinfonía de sabores y texturas, elevando la ensalada más allá de un simple acompañamiento. Finalmente, el Bucatini Cacio e Pepe (USD 31) demostró que la simplicidad puede ser sublime. Aunque para mí la pimienta era un poco fuerte, la pasta al dente y la mezcla de pimienta negra y pecorino romano ofrecieron una experiencia rica y cremosa.

Los platos que más disfruté fueron el Carpaccio de Res (USD 26) y el Lenguado a la Parrilla (USD 65). La carne, acompañada de alioli de limón y parmigiano reggiano, se destacó por su ternura y delgadez, y el aliño cítrico que realzaba el sabor sin sobrecargarlo. Por otro lado, el lenguado a la parrilla, servido con arroz pilaf de jazmín, fue una grata sorpresa. Aunque generalmente no soy aficionada al pescado, la textura tierna de éste y su marinado con alcaparras me recordaron mi infancia en Chile, años en que esta era mi comida favorita. Sin duda, uno de los pocos platos marinos que me harían volver por más.

Eso sí, para aquellos que deseen disfrutar plenamente de la pastelería en Avenue 31, les recomiendo visitarlo antes de las 6:00 p. m. Este café cuida la calidad hasta el último minuto, por lo que después de esa hora encontrarás una oferta más limitada de dulces, aunque igual de sabrosos. Además, no hay nada más delicioso que tomarse un café por la tarde acompañado de un delicioso y fresco pastel.

Joanna Wurmann, Corresponsal Miami y Editora, Mujer y Punto.
Para más de Miami sígueme en @miamibyjoey

Avenue 31 Café,  Bal Harbour Shops, 9700 Collins Avenue, Nivel 2, www.Avenue31Cafe.com

Agregar un comentario