You are currently viewing Descubre los Secretos del American Ballet Theatre con Carlos López

Por Joanna Wurmann

En esta ocasión, quiero compartir una entrevista exclusiva que realicé con Carlos López, Director de Repertorio del American Ballet Theatre (ABT). Con una rica trayectoria como bailarín principal y ahora como director, López me explicó cómo el ABT se mantiene a la vanguardia del arte del ballet y cómo ha enfrentado los cambios que nuestra sociedad ha experimentado en los últimos años.

El American Ballet Theatre es conocido por su diverso repertorio, que incluye tanto obras clásicas como modernas. Aunque la decisión sobre qué ballets incluir en cada temporada recae sobre la directora artística, Susan Jaffe, y su equipo, López me explicó: “Normalmente, los ballets clásicos se mantienen por dos o tres años, a excepción del ‘Lago de los Cisnes’, que, dado que tiene muchísima repercusión a nivel público, se suele mantener todos los años”.

A aquellos que nos gusta el ballet, no nos importa ver “El Lago de los Cisnes” cien veces. Sin embargo, desde el punto de vista del ABT, la repetición anual de esta obra representa un reto. “El desafío es conseguir que el público que ha visto esos ballets clásicos durante tantos años y que ya tiene la imagen de lo que es, se vea introducido en una nueva forma de representar las historias, de manera más real y contemporánea”. Es justamente por esa necesidad de mantener a los fieles espectadores, además de atraer nuevas audiencias, que esta compañía incorpora obras contemporáneas como ‘Woolf Works’, las cuales también tienen sus dificultades. “El reto es encontrar ese público que ya conoce los ballets clásicos y motivarlo, así como atraer a un público más joven que se sienta identificado con historias como las de Virginia Woolf y las tres novelas que representa el ballet: ‘Mrs. Dalloway’, ‘Orlando’ y ‘The Waves’”, comentó López.

Por lo anterior, no es de extrañar que el ABT elija producciones como “Woolf Works” y “Como Agua para Chocolate”, que ya han tenido éxito en otras partes del mundo, generando grandes expectativas, especialmente en la audiencia más joven. “Tenemos suerte porque el ballet ‘Woolf Works’ ya se estrenó en Londres con mucho éxito, y el mes pasado en California, en Costa Mesa, también con mucho éxito. Es una obra que invita mucho a la reflexión, tocando temas como la salud mental y el cambio de identidad”, señaló López. Temáticas que sin duda son una representación de algunos de los desafíos que enfrenta la humanidad actualmente.

Otra de las obras contemporáneas que trae el ABT esta nueva temporada es el ballet “Como Agua para Chocolate”, una interesante propuesta que traerá a escena la cultura azteca. “Cuando se estaba creando este ballet, Christopher Wheeldon (coreógrafo inglés) fue a México y pasó un tiempo con Laura Esquivel, la escritora de la novela. Ella lo orientó muchísimo sobre cómo veía las escenas y cómo podrían representarse. En cuanto a la música, Joby Talbot, un compositor moderno fantástico, también se asesoró con muchos músicos mexicanos, incluyendo a la directora de orquesta Alondra de la Parra, quien le ayudó a que la música tuviera acentos mexicanos sin ser una postal de México ni tampoco música tradicional”, cuenta entusiasmado Carlos. Con este fin, los creadores de esta obra incorporaron algunos instrumentos muy mexicanos, como la ocarina, el arpa y la marimba; un poema cantado del famoso poeta mexicano Octavio Paz, y un vestuario con toques del famoso Día de los Muertos. “Así que cualquier mexicano que vea la obra, se sentirá muy identificado”, relató López.

En la ocasión también conversamos sobre cómo la compañía neoyorquina ha enfrentado algunos de los desafíos actuales. “Pienso que en estos últimos años ha habido más conocimiento sobre la persona del bailarín y la profesión, especialmente en temas de salud mental. Hay mucha más ayuda y disponibilidad para entender que el mundo del ballet no es solo trabajo, sino que también hay que asesorar y ayudar a las personas. En cuanto al ABT, hay más conciencia sobre los problemas de etnia y raza… No se trata de hacerles el trabajo más fácil, sino de ayudarles a acceder a las audiciones y a entrar en la compañía. Eso ha sido un cambio muy grande”. Algo similar ha ocurrido con las cuestiones de género. “El ABT se está adaptando mediante programas que pueden ayudar a jóvenes a entrar a la compañía, como el Project Plié”, concluyó Carlos.

Pero tal vez la pregunta que más hizo reflexionar a López fue sobre su posible legado. Con más de dos décadas de carrera, el director me dijo: “Es una pregunta muy intensa, la verdad. Me ha dado mucho que pensar porque creo que lo más importante es cómo haces sentir a la gente… Quiero formar bailarines y ayudarles a tener carreras largas y exitosas, pero siempre desde un punto de vista de empatía. No todo tiene que ser duro y negativo; se puede trabajar mucho y mantener una actitud positiva”.

Además, haciendo referencia a su nacionalidad española y la gran presencia latina en EE. UU., Carlos agregó: “Quiero que los hispanos y latinos tengan un punto de referencia en una compañía como el American Ballet Theatre. Llevo veintitrés años entre bailarín y director de repertorio, y quiero ayudar a los hispanos a introducirse en la compañía y mantener presente el mundo hispano y latino en el ABT durante muchos años”.

No hay duda de que el American Ballet Theatre no solo se ha mantenido relevante sino que se destaca como una de las grandes compañías en el medio, debido, entre otras cosas, a su excelencia. “El ABT es una compañía que todo el mundo en el ballet tiene como referencia, no solo por estar en Nueva York, sino porque ha formado a leyendas. Presentamos al público algo que recordarán durante mucho tiempo, y eso se logra con excelentes maestros y entrenadores que sacan lo mejor de los bailarines. También es importante mantener una alta calidad en las producciones, presentando tanto ballets clásicos como nuevas obras. Queremos que todos se vean reflejados en nuestras historias”. La dedicación del ABT a la calidad y su capacidad para resonar con públicos de todas las edades aseguran que siga siendo una referencia global en el mundo del ballet.

Si antes de esta conversación ya estaba entusiasmada con la posibilidad de ver “Woolf Works” y “Como Agua para Chocolate”, ahora las presentaciones tendrán aún más significado que antes.

Quiero agradecer al American Ballet Theatre y a su oficina de Relaciones Públicas por hacer posible esta entrevista e incluir a Mujer y Punto en su listado de medios.

Joanna Wurmann, Corresponsal Miami y Editora, Mujer y Punto.
Para más de Miami sígueme en @miamibyjoey

*Project Plié, una iniciativa integral para aumentar la representación racial y étnica en el ballet y diversificar las compañías de ballet en Estados Unidos. Project Plié busca combinar la formación y el apoyo a los estudiantes de ballet provenientes de comunidades previamente subrepresentadas en las compañías de ballet estadounidenses con la creación de una red nacional de compañías de ballet profesional asociadas que estén comprometidas con la diversidad. Además, Project Plié incluirá una nueva asociación con Boys & Girls Clubs of America para introducir a los participantes al ballet e identificar a niños para una futura formación.

Los amantes del ballet ya pueden adquirir sus boletos, ya sea en línea, por teléfono o directamente en la taquilla del Metropolitan Opera House. Con precios que comienzan en los 30 dólares, esta temporada promete ser accesible y atractiva para todos los aficionados al ballet y las artes escénicas.

Los boletos se pueden comprar por teléfono al 212-362-6000, en persona, en la taquilla del Met o en línea en el sitio web del ABT. Los boletos se venden desde $30. El Metropolitan Opera House está ubicado en Broadway entre las calles 64 y 65 en la ciudad de Nueva York.

La experiencia de un día se puede adquirir por $250, lo que incluye la tarifa del taller, la charla previa a la presentación y un boleto de orquesta para asistir a la presentación nocturna en el Metropolitan Opera House.

Boletos individuales

Los poseedores de boletos para la temporada de verano de 2024 en el Metropolitan Opera House podrán canjear los boletos hasta el mediodía del día de la función sin costo alguno, menos cualquier diferencia en el precio de la entrada. Lamentamos que no haya reembolsos ni cancelaciones.

Boletos con descuento y política de boletos para estudiantes

El American Ballet Theatre ofrece boletos anticipados de $12 a $30 y boletos Day of Rush (de último momento en el día) para cualquier estudiante de grado o posgrado de tiempo completo. Se requiere una identificación válida de estudiante. Los boletos están sujetos a disponibilidad y requieren registro previo en el sitio web del Met. Límite de dos boletos por persona, por función.

El American Ballet Theatre ofrece boletos de orquesta de último momento en el día por $35 al público en general para todas las funciones. Se pueden comprar dos boletos para una función cada siete días. Los boletos están sujetos a disponibilidad y requieren registro previo en el sitio web del Met.

El American Ballet Theatre ofrece a los asistentes al teatro menores de 30 años boletos anticipados de $30 para funciones seleccionadas. Hay un número limitado de boletos disponibles. Los boletos están sujetos a disponibilidad y requieren una identificación para recogerlos. Límite de dos boletos por persona, por función.

Todo el elenco, la programación y los precios están sujetos a cambios.

Sobre el American Ballet Theatre

El American Ballet Theatre es una de las mejores compañías de danza del mundo. Venerado como un tesoro nacional desde su temporada inicial en 1940, su misión es crear, presentar, preservar y extender el gran repertorio de la danza clásica para la audiencia más amplia posible. Con sede en la ciudad de Nueva York, el ABT es la única institución cultural de su tamaño y estatura que ha realizado grandes giras y cautiva al público desde hace ocho décadas en 50 estados de EE. UU., 45 países y más de 480 ciudades en todo el mundo. El repertorio del ABT incluye clásicos completos del siglo XIX, las mejores obras de principios del siglo XX y aclamadas obras maestras contemporáneas. En 2006, mediante una ley del Congreso, el ABT fue designada La compañía de ballet nacional de Estados Unidos®.

El lago de los cisnes está generosamente respaldado por R. Chemers Neustein.

Las funciones de Romeo y Julieta del American Ballet Theatre están generosamente financiadas a través de una donación de Ali y Monica Wambold.

Brindan apoyo de liderazgo a la Iniciativa New Works del ABT la Blavatnik Family Foundation, Mark Casey y Carrie Gaiser Casey, The Ted and Mary Jo Shen Charitable Gift Fund y una donación de The Toni and Martin Sosnoff New Works Fund.

Las comisiones y presentaciones de nuevas obras de mujeres coreógrafas son apoyadas por el ABT Women’s Movement. Jenna Segal proporciona su gran apoyo al ABT Women’s Movement.

Un agradecimiento especial a Denise Littlefield Sobel por sus obsequios de liderazgo al ABT Today Fund, que promueve la misión de la compañía; y ABT RISE, que potencia el compromiso de la compañía con la diversidad, la equidad y la inclusión.

El ABT se sostiene, en parte, con fondos públicos del New York State Council on the Arts, con el apoyo de la oficina del gobernador y la legislatura del estado de Nueva York; y el departamento de asuntos culturales de la ciudad de Nueva York, en colaboración con el concejo municipal.