You are currently viewing Todo lo que necesitas saber para disfrutar de un día perfecto en el Meatpacking District y sus alrededores

Por Joanna Wurmann

Si hay una ciudad entretenida en el mundo, esa es Nueva York. Su mezcla única de culturas, sabores y experiencias hace que esta urbe sea fascinante. La vida nocturna y la oferta cultural son incomparables, con bares de salsa, clubes de música en vivo y los fantásticos espectáculos de Broadway. Como dicen por ahí, Nueva York nunca duerme. Siempre está activa y llena de vida, lo que hace que cada visita ofrezca nuevas aventuras y lugares por descubrir.

Y de eso quiero hablarles en esta serie de artículos. Hace unas semanas, Nueva York me abrió sus puertas para mostrarme todo lo nuevo y emocionante que esta increíble ciudad tiene para nosotros, los latinos. En un viaje organizado por @nyctourism titulado “What’s New for Latinos”, tuve la oportunidad de explorar lugares maravillosos, degustar nuevos sabores y conocer gente espectacular. Acompáñenme en este recorrido por una ciudad que no se detiene.

El viaje comenzó en el corazón del vibrante Meatpacking District, en el sector oeste de Manhattan. Este barrio es el ejemplo perfecto de los permanentes cambios de esta ciudad. De ser una zona llena de empacadoras de carne y mataderos, pasó a convertirse en un área vibrante y chic. Fue durante los 80 y 90 que los artistas y bohemios se enamoraron de sus espacios industriales y bajos alquileres, llenando las calles de galerías de arte, boutiques, restaurantes y clubes nocturnos. Hoy, el distrito es una fascinante mezcla de historia y modernidad, famoso por sus calles empedradas, donde la tradición se fusiona en cada esquina con el arte, la cultura y la contemporaneidad de una manera única.

Un día en este Meatpacking District y sus alrededores:

  1. Desayuno en el Chelsea Market

Comienza tu día con un paseo por el icónico Chelsea Market. Aunque no se encuentra en el Meatpacking District, sino en Chelsea, la corta distancia entre ambos hace que sea una opción perfecta para empezar la experiencia.

Este mercado, que alguna vez fue la fábrica de Nabisco donde se inventaron las famosas galletas Oreo, ha sido transformado en un fantástico centro gastronómico y comercial. Hoy en día, el Chelsea Market es un paraíso para los amantes de la comida, con restaurantes que ofrecen desde mariscos frescos hasta deliciosos pasteles y platos de cocina internacional. Además, su ambiente industrial chic, con ladrillos a la vista y detalles arquitectónicos originales, lo convierte en un lugar ideal para explorar, disfrutar y saborear la vibrante cultura neoyorquina.

Chelsea Market, 75 9th Ave, New York, www.chelseamarket.com

  1. Camina hacia el Meatpacking District por The High Line

Caminar desde el Chelsea Market hasta el Meatpacking District es una experiencia encantadora. Este corto trayecto, de apenas diez minutos a pie, no solo conecta dos de los lugares más interesantes de Manhattan, sino que también ofrece una ventana a la historia y evolución de la ciudad.

Al salir del Chelsea Market, camina hacia el sur por la Novena Avenida, allí encontrarás la entrada a la High Line. Este parque elevado ha recuperado la antigua línea del ferrocarril, convirtiéndola en un oasis urbano, con jardines cuidadosamente diseñados y vistas panorámicas de la ciudad y el río Hudson, además de instalaciones artísticas. Es un lugar perfecto para pasear y disfrutar del aire libre.

Dato Curioso: The High Line cuenta con varias instalaciones de arte y jardines temáticos a lo largo de su recorrido, todo accesible gratuitamente.

Acceso desde la 14th St y 10th Ave (cerca del Whitney Museum).

  1. Visita al Whitney Museum of American Art

Continuando por la High Line, desciende en la Décima avenida. Justo allí encontrarás el Whitney Museum of American Art, una joya para visitantes de todas las edades.

El Whitney alberga la colección más importante de arte estadounidense del siglo XX y XXI, con un enfoque especial en los artistas más innovadores de nuestra época. Aquí podrás maravillarte con obras maestras de Edward Hopper, Jacob Lawrence y Georgia O’Keeffe, así como con exposiciones vanguardistas de los artistas contemporáneos más aclamados. La muestra actual, “The Whitney’s Collection: Selections from 1900 to 1965”, exhibe piezas icónicas de Lee Krasner, Norman Lewis, Roy Lichtenstein y Andy Warhol, entre otros. Esta presentación de varios años incluye también una instalación panorámica del “Calder’s Circus” de Alexander Calder, descrita por la revista New York como “una de las obras más divertidas, queridas y radicales del arte estadounidense del siglo XX”.

Actualmente, el Whitney está presentando su Bienal 2024, titulada “Even Better Than the Real Thing”. Esta exhibición, que se presenta hasta el 11 de agosto, resalta la creatividad de 71 artistas y colectivos internacionales que abordan muchos de los problemas más urgentes de la actualidad. Esta bienal sigue siendo un reflejo dinámico de las preocupaciones sociales, políticas y culturales que definen nuestro tiempo, ofreciendo una plataforma vital para las voces innovadoras en el arte contemporáneo.

Puedes leer más sobre la Bienal acá: Déjate Envolver por la Bienal de Arte 2024 en Whitney

Esta es su octogésima primera edición de la Bienal, convirtiéndola en la exposición de arte contemporáneo más antigua en Estados Unidos.

Inaugurado el 1 de mayo de 2015 y diseñado por el renombrado arquitecto Renzo Piano, el edificio del Whitney ofrece además impresionantes vistas de la icónica silueta de la ciudad desde sus cuatro niveles de terrazas al aire libre.

The Whitney Museum of American Art, 99 Gansevoort St, New York, . www.whitney.org

  1. Visita a Little Island

Después de varias horas en el museo, es momento de disfrutar del aire libre. Sal del Whitney y camina hacia el oeste, desde allí podrás ver una serie de pilotes cubiertos por bellos jardines. Este es lo que se conoce como Little Island, un parque público flotante sobre el río Hudson, inaugurado en mayo de 2021 y diseñado por Thomas Heatherwick. Sostenido por 132 pilotes en forma de tulipán, el parque ofrece senderos, jardines, áreas de descanso y miradores con vistas espectaculares. Si tienes suerte, podrás disfrutar de algún evento cultural, musical o teatral en el anfiteatro al aire libre.

Little Island, Pier 55, New York, www.littleisland.org

  1. Almuerza en el Mercado Little Spain

¡A estas alturas ya tendrás hambre! Te invito a conocer uno de mis lugares favoritos del sector: Mercado Little Spain. Aquí tienes varias opciones de cómo llegar: Caminar por la High Line hasta Hudson Yards, tomar el metro en la estación 14th Street (líneas A, C o E) y viajar hacia el norte hasta la estación 34th Street – Penn Station, o simplemente caminar disfrutando de las tiendas y galerías de arte del sector.

Creado por el famoso chef José Andrés y los hermanos Adrià, este mercado está inspirado en los tradicionales de España. Ubicado en Hudson Yards, el Mercado Little Spain ofrece una auténtica experiencia culinaria española con una variedad de puestos que sirven tapas, paellas, embutidos, quesos y otros platos típicos. Además de sus opciones gastronómicas, el mercado cuenta con restaurantes, bares y una tienda de productos españoles, proporcionando una inmersión en la cultura y gastronomía de España en el corazón de Nueva York.

Mis favoritos sin duda son la tortilla de patatas, el gazpacho de La Barra y el inigualable Cheesecake Basque de Que Sweet.

Little Spain, 20 Hudson Yards, New York, www.littlespain.com

  1. Visita a Hudson Yards, The Vessel y The Edge

¡Ya que estás aquí!  Ahora a recorrer el Hudson Yards, uno de los desarrollos urbanos más grandes de Estados Unidos. Este abarca 11 hectáreas en las que se incluyen edificios residenciales, oficinas, más de 100 tiendas y experiencias culinarias diversas.

El corazón de Hudson Yards es el Public Square and Gardens, una extensa área verde que ofrece plazas públicas, jardines y arboledas. Este espacio es una maravilla de la ingeniería y refleja el compromiso del vecindario con la sostenibilidad y la innovación urbana.

Aquí además encontrarás The Vessel, una estructura monumental interactiva diseñada por Heatherwick Studio, que invita a ser escalada y explorada, ofreciendo vistas panorámicas de la ciudad. Aunque está cerrado por el momento, su entrada es gratuita, pero se requiere reserva previa.

Otra joya de Hudson Yards es The Shed, una innovadora institución cultural que redefine cómo se crea y experimenta el arte en sus diversas formas. Este espacio multifuncional alberga exposiciones, espectáculos y eventos que abarcan desde la música y la danza hasta el teatro y las artes visuales, consolidándose como un epicentro de creatividad y cultura en la ciudad.

Finalmente, encontrarás The Edge, el mirador más alto del hemisferio occidental que ofrece vistas de 360 grados, un emocionante piso de cristal y paredes de vidrio inclinadas, proporcionando una experiencia única de Nueva York. Los tickets van entre USD 40 y USD 88. Entre las experiencias que ofrece, además del mirador, podrás escalar el exterior de uno de los rascacielos más altos de Nueva York.

Hudson Yards, 20 Hudson Yards, New Yorkwww.hudsonyardsnewyork.com

  1. Atardecer en el Whitney Museum

¿Ya se hizo tarde? Si aún tienes fuerzas, regresa al Whitney Museum para disfrutar de las vistas inigualables del atardecer sobre el río Hudson y el skyline de Nueva York.

Si es viernes, aprovecha el programa “Pay-What-You-Wish” de 7:00 PM a 10:00 PM.

The Whitney Museum of American Art, 99 Gansevoort St, New York, . www.whitney.org

¡Esto es solo el comienzo! En los próximos artículos, te contaré en detalle todo lo que Nueva York tiene para ofrecer este verano. Desde los mejores rincones para comer, hasta los eventos más increíbles y las actividades imperdibles. ¡Acompañame en este viaje fascinante por la Gran Manzana!

Joanna Wurmann, Editora y Corresponsal en Miami, Mujer y Punto.
Para más sobre mis viajes sígueme en @miamibyjoey

Agregar un comentario