Belleza / Lo más reciente! /
Viernes, 6 enero 2017

Cómo aplicar el rubor correctamente

Etiquetas: , ,

El rubor, blush o colorete, es muy importante en el maquillaje. Cuando estás muy cansada y aplicas rubor tu rostro se ve mucho mejor. Y aunque llevamos años aplicándolo existen ciertas claves a la hora de elegirlo y usarlo que harán que le saquemos mucho más provecho. Así que veamos cómo aplicar el rubor para que levante tu rostro y te veas increíble.

Cómo aplicar el rubor

Considera tu tipo de piel

Hace años solo existía una textura: el polvo. Pero ahora tenemos más opciones. Si tienes un cutis seco, es preferible que escojas un producto en crema para que tu piel se vea más suave y tersa. Si en cambio tienes tendencia a piel grasa, elige el clásico en polvo. Cuando tienes la piel normal tienes la ventaja de elegir la textura que más te guste.

Te puede interesar: Maquillaje de noche paso a paso.

La brocha ideal

No todas las brochas te sirven para aplicar el rubor. Las de cerdas suaves, tamaño mediano y mango largo son las más recomendadas. Prefiere una brocha sobre los dedos, se difuminará mejor el maquillaje. Haz movimientos amplios que difuminen y definan bien el área donde debes aplicar el rubor.

Sonríe

Frente al espejo sonríe levemente. Esto marcará tus pómulos para que sepas dónde debe ir el rubor. Aplícalo desde la más o menos la mitad de la mejilla y no muy pegado a la nariz. Con un movimiento en diagonal ascendente llega hasta la sien. Difumina bien para que el rubor se aprecie natural e impecable.

Elige bien el color

El color del rubor debe ser similar al color de tus mejillas cuando te sonrojas. Ese será el color más natural que te hará ver más despierta e iluminada. En general, a las pieles más blancas les quedan bien los rosas y a las morenas los duraznos. Aunque existen opciones de todos los colores, para el día a día prefiere tonos naturales y deja los diferentes para ocasiones especiales o de noche.

También puedes leer: Maquillaje con labios rojos.

En el momento justo

El momento de aplicar el rubor es después de preparar el rostro. Una vez que te pusiste crema hidratante, el protector solar, la base y el corrector, puedes aplicar el rubor. Ojalá que éste sea el último paso. Así sabrás bien dónde ubicarlo y no lo correrás poniendo productos encima.

Si no tienes tiempo para maquillarte en el día a día bastará con aplicar tus cremas, máscara de pestañas, rubor y bálsamo labial. Ya no tendrás la misma cara de cansada que cuando despertaste. Ya sabes cómo aplicar el rubor para sacarle el máximo provecho.

Fuente: Glamour.

Imagen destacada: 1 y 2.

Por Claudia Pino.

 

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte