Destacados / Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
Jueves, 20 abril 2017

El poderoso mensaje de una chica contra el estereotipo de “la amiga gorda”

Etiquetas:

¿Cuántas veces estuviste subida de peso y dejaste de hacer algo – por más que lo ansiabas mucho – por no sentirte cómoda o por cómo te miraría el resto? ¿Cuántas veces has sentido que una amiga o cercana tuya ha pasado por algo así? Una situación desagradable y sin sentido que la activista y coach de imagen corporal, Michelle Elman, quiso de una vez por todas abordar a través de un potente mensaje publicado en sus redes sociales, que apunta a dejar atrás ese estereotipo de la “amiga gorda” y su negativa connotación.

La gorda del grupo de amigas

¿Por qué sentirte menos que el resto por tener unos kilos de más? Michelle suele motivar constantemente a otras mujeres para trabajar su amor propio, autoestima y aprender a amar su cuerpo. Cuando era pequeña, ella misma tuvo que someterse a varias cirugías producto de distintas enfermedades, lo que provocó que quedara con varias cicatrices en su cuerpo y particularmente en su abdomen, las que le dan a éste forma de “rollitos”, que durante mucho tiempo evitó mostrar.

También puedes ver: poderosa lección de confianza y amor propio.

amiga 1

Michelle se aburrió de esconderse y en 2014 usó por primera vez un bikini, relatando su experiencia en su blog personal y convirtiéndose en una activista de la imagen corporal positiva. Ahora decidió dar otro paso y compartir a través de su Instagram (que tiene más de 36.000 seguidores) su postura frente a un estereotipo con el que ha tenido que lidiar durante toda su vida: ser apuntada como la “gordita del grupo de amigas”.

Publicó una foto de ella junto a una amiga en que ambas están a punto de saltar en un fiordo de Noruega, luciendo una ropa parecida. La fotografía la acompañó con esta declaración:

amiga

“Hay un estereotipo alrededor de ser la ‘chica gorda’ en un grupo de amigas. Ella es la que se sienta a la orilla y nunca en medio del grupo. Ella es la perpetuamente soltera, que se sienta en silencio mientras todas sus amigas hablan de su vida amorosa y si por milagro encuentra un novio, ella nunca estaría cómoda desnuda o en el dormitorio. Es la insegura, la que constantemente se queja de su cuerpo y habla de dietas.  No podría ser más mierda este estereotipo. Desde los 11 años, siempre he sido la ‘amiga gorda’, pero en realidad, nunca he sido esa chica, la de ese estereotipo negativo. Incluso con todas mis inseguridades alrededor de mis cicatrices, y mi cuerpo en general, nunca fui la chica que se sentó en la orilla. Me rehusé porque mi orgullo, mi ego, y mis cirugías nunca me dejaron ser la persona que se perdió en la vida. La diferencia entre ahora y antes es que no dudé, cuando mi amiga sugirió saltar en el Fiordo, yo pensé ‘¡claro que sí!’. Antes hubiera dicho sí a regañadientes, pasaría el tiempo escondiendo mi cuerpo tanto como sea posible hasta el último momento, sin duda llevaría una polera y definitivamente no habría tomado fotosAhora, yo soy la que sugiere tomar fotos, fui la primera en sacarme la polera y la idea de que mi cuerpo era diferente no estaba ahí. El hecho de que conozco a muchas chicas -gordas o flacas- que se perderían oportunidades como ésta, es lo que alimenta mi positividad corporal. La positividad del cuerpo no se trata de ser capaz de tomarte selfies en ropa interior, es sobre no dejar que tu ropa interior o tu traje de baño sea la razón por la que no estás participando. Y en última instancia, cuando estás alrededor de la gente adecuada, no te sentirás como la ‘amiga gorda’. No miro estas fotos y me veo como la extraña. Miro las fotos y veo los recuerdos y cómo nos divertimos”. 

Nos encantó su mensaje, sobre todo por el amor que ella misma se demuestra. No hay amor más lindo y necesario que el que debemos tener hacia nosotras mismas, ese amor que nos abre las puertas a un mundo maravilloso y que nos permite crecer y desarrollarnos de forma positiva. Cultiva el amor por ti, por tu alma, tu cuerpo y por quien eres todos los días.

¡Bravo, Michelle!

También puedes ver: Por qué debemos aplaudirle a las axilas velludas de la hija de Madonna. 

Por: Fernanda Urzúa M.

 

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte