Lo más reciente! / Poesía, cine, teatro, música, arte /
miércoles, 8 noviembre 2017

“La sonata del diablo”: el libro que debes leer si amas las novelas de detectives

Etiquetas: , ,

Cuenta la leyenda que Niccolo Paganini (1782-1840) tenía un pacto con el diablo que le permitió escribir obras para violín que ningún otro músico de la época podía tocar… Dicen también que las cuerdas de sus violines estaban hechas con tripas humanas… tripas que sacaba del cuerpo de sus amantes. Cuenta otra leyenda que quién toque “El trino del diablo” quedará maldito…

Si aman las novelas negras, llenas de misterio y detectives interesantes, “La sonata del Diablo” deberá ser su próxima lectura.

Tuvimos la oportunidad de platicar con Oscar de Muriel, autor de esta nueva serie en la que aparecen 2 detectives entrañables, para que nos contara un poco sobre esta primera entrega y sobre estos 2 personajes que te engancharán desde la primera página.

Pero antes de leer lo que nos platicó, pon esta canción en tu reproductor para que te pongas en el mood correcto:

“La sonata del diablo” es el primer caso que resolverán estos 2 detectives en la hermosa ciudad de Edimburgo, Escocia, a finales del siglo XIX.

“Quería escribir una novela de detectives… de chico leía a Sherlock Holmes y a Agatha Christie y me fascinaban las novelas de misterio… también leí a Dracula y de ahí viene el gusto por los temas de terror”.

Así, “La sonata del diablo” es una historia que mezcla todos estos elementos mientras Jack el Destripador está entretejido en la historia.

“Edimburgo es una ciudad preciosa… sales del tren y lo primero que ves es el castillo que se erige sobre un volcán inactivo… Ha cambiado muy poco en 300 años… si vas a las calles que menciono en el libro están ahí, igual ahora que en 1800”.

Y la temporalidad en la que decidió ubicar la historia le permitió darse ciertos lujos con la narrativa:

“Experimenté ponerlos en diferentes épocas, como en la de Enrique VIII o entre las 2 guerras mundiales, pero necesitaba el conflicto entre el pensamiento racional y el oscurantismo. 30 años antes aún no se publicaba “La evolución de las especies”, el pensamiento racional era muy extraño… y si te vas 20 años después la gente ya era mucho más racional… Finales del S. XIX era la época perfecta para este libro.”

¿Cómo surgió la idea de este libro?
“Quería escribir una novela de detectives, así que empecé a desarrollar a los personajes, quería que tuvieran vida propia… Empecé con el ‘Nueve-Uñas’ y como me llama la atención el pique que hay entre Escocia e Inglaterra, de ahí salió la idea de ubicarlo en Edimburgo.

Tuve que investigar mucho de la historia de Edimburgo, de la policía escocesa, la policía inglesa, de la época, de los países, y cuando llegó la hora de darles un caso que resolver quise escoger algo que yo conociera muy bien y por eso decidí hablar sobre violines. Tengo varios años tocando el violín y un maestro me contó la historia de La Sonata del Diablo… en realidad tenía años con la historia en el subconsciente buscando un pretexto para escribirla”.

¿Cuál fue el mayor reto al escribirla?
“Lo más difícil fue hacer que todos los cabos de la historia se anudaran en el instante correcto. Hacer que todo sucediera y que fuera cayendo en el momento justo, ir revelando los detalles sin dar información de más… ir dejando caer todo a cuenta gotas… Eso sigue siendo lo más difícil”

Y Oscar dice que sigue siendo, porque estos 2 personajes se embarcarán en por lo menos 8 aventuras más, en papel… Aunque su autor no descarta la posibilidad de que los lleven al cine o a una serie de Netflix.

¿Cómo describes a cada uno de los detectives?
“Nueve- Uñas McGray es escocés francote, malhablado, dice las cosas que yo no me atrevería a decirle a la gente… Me gusta su pasado trágico y el hecho de que sea tan chistoso. Y Frey es un estirado de la high society londinense que odia Escocia y acaba trabajando para un escocés…”.

Ambos detectives, como en toda novela negra, tienen sus propios fantasmas contra los que luchar, traen cargas emocionales que se entremezclan con su trabajo y en este caso, le sumamos un choque de personalidades magistral, que los lleva a fraternizar más de lo que se hubieran imaginado.

Una novela de misterio, asesinatos y leyendas, pero también de amistad y unión… Una relación de trabajo que promete ir dejando de lado todos los prejuicios que estos 2 países tienen sobre los otros.

Según nos contó Oscar, habrá un misterio nuevo cada año… así que si se animaron a leerla tendrán que esperar con nosotras hasta 2018 para enterarnos de la próxima aventura en la que se embarcarán estos 2 detectives que después de “La sonata del Diablo” se sienten tan familiares como si lo hubiéramos conocido toda la vida…

Aquí les dejamos un breve resumen de la historia:
Un misterio victoriano inmensamente entretenido” 1888. Un violinista es brutalmente asesinado en su casa de Edimburgo. No había entrada ni salida del cuarto. Se encuentran símbolos satánicos en el piso. El ama de llaves de la víctima jura haber escuchado a tres músicos tocando allí antes del crimen. Y todos los sospechosos hablan de un violín supuestamente tocado por el mismo diablo. Las circunstancias de la muerte sugieren también la presencia de un imitador de Jack el Destripador. Temiendo una oleada de pánico, la policía escocesa envía a los inspectores Ian Frey y Adolphus “Nueve-Uñas” McGray, quienes con sus personalidades diametralmente opuestas deberán resolver un caso que desafía la cordura.

Por: Caro Saracho, ¿ya me siguen en Twitter?

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte