Destacados / Lo más reciente! / Mujer Actual /
viernes, 12 mayo 2017

Los temas que las mujeres nunca nos atrevemos a discutir en la oficina (y deberíamos)

Etiquetas: , ,

Muchos estudios han demostrado que sigue habiendo diferencias abismales entre hombres y mujeres en el ámbito laboral y esto presenta un increíble reto para todas nosotras.

Por ejemplo, los hombres son mucho más agresivos a la hora de pedir un aumento, no aceptan un no por respuesta y suelen comunicarle a todos en la oficina sus logros. Cuando un departamento está dirigido por un hombre y tienen un acierto, el director dirá que fue su acierto… Cuando está dirigido por una mujer la directora dirá que fue el acierto de todo el equipo. En la mayor parte de los casos (habrá sus excepciones y ojalá eventualmente la excepción sea la regla).

Las mujeres solemos ser mucho más modestas y hasta condescendientes que los hombres en cosas laborales (y en muchas otras, pero aquí estamos hablando de los problemas de oficina) y nos pone en desventaja.

Lo bueno es que es algo que podemos empezar a cambiar… No vamos a conseguir una verdadera equidad laboral si no nos sacudimos todas estas telarañas que venimos cargando desde nuestras abuelas.

Para  lograrlo las mujeres las mujeres deberíamos perderle el miedo a hablar de los siguientes temas:

Tu experiencia profesional
Si tienes mucha experiencia haciendo algo o has recorrido un largo camino o eres LA MEJOR en algo, dilo. Si recibiste un premio por un trabajo bien hecho, si conseguiste llevar tu empresa a niveles insospechados, es algo de lo que sí debes hablar. Tu experiencia vale mucho, tanto como la de cualquier hombre y se vale que platiques sobre lo que te ha salido bien durante tu carrera profesional.

Tus logros en la empresa
Así sean pequeños, es importante que tu jefe (o las personas que toman decisiones alrededor tuyo) sepan cuando algo te sale bien. No decimos que le mandes un mail a toda la empresa para avisarles que vendiste 1 peso más que ayer, pero si hacer notar los pequeños éxitos que vayas cosechando. Créeme, los hombres lo hacen todo el tiempo.

Tus errores… corregidos
Ser humilde es reconocer que te equivocaste… Pero ser inteligente es comunicarlo hasta que ya lo hayas arreglado. También se vale contar que la regaste en algo, siempre y cuando ya tengas la solución lista para ser presumida.

Tu sueldo
¿Cómo vas a saber si estás ganando bien si no sabes cuánto gana la de al lado? Hablar de dinero siempre es difícil, pero cada vez se vuelve más necesario y no sólo para luchar contra la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, sino para saber cuánto vale tu trabajo tanto en la empresa en la que estás como hacia fuera.

Tu preparación
Si estás tomando un diplomado o haciendo una maestría es importante que la gente alrededor tuyo lo sepa… Esto habla muy bien de ti y de tus ganas de seguirte preparando y puede hacer la diferencia a la hora de darte un mejor puesto.

Es hora de sacudirnos estas telarañas y empezar a buscar una verdadera equidad desde nosotras mismas. ¿Qué opinan? ¿Ustedes hablan de esto con sus compañeras?

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte