Lo más reciente! / Mujer Actual /
Viernes, 16 Junio 2017

6 frases odiosas que comenzarás a escuchar cuando cumplas 30

¿Cuántas veces has tenido que aguantar preguntas o frases odiosas o incómodas? Seguramente muchas! Algunas serán transversales y quizás deberás lidiar con ellas siempre, pero hay otras que son propias de cierta edad y que es muy probable no te agraden para nada, ya que finalmente, la edad es solo un número y la vida no es un check list que debemos completar lo antes posible, si no que es un camino de aprendizaje y crecimiento en el que cada una tiene sus tiempos, y eso hay que respetarlo!

Si estás por cumplir los 30 o ya los cumpliste, estas 6 frases te sonarán conocidas y seguro más de alguna la vas a odiar (nosotras también!), y te darán ganas de decir ¡Qué te importa!

También puedes ver: los miedos más clásicos de los 30 años.

6 preguntas clásicas que te harán a los 30 años

1- ¿Por qué no te has casado?

En serio, no tienes nada mejor que preguntarme? Para muchas personas, es increíble como pareciera que tenemos valor sólo por tener una pareja al lado, como si al estar solteras no estuviéramos completas y cómo si tener pareja nos definiera. ¿Qué por qué no me he casado? Pues esa razón puede ir desde que no he encontrado al hombre que me haga sentir plena y feliz, hasta que en realidad sí tengo un hombre maravilloso al lado, pero no me interesa casarme ¡La razón da igual! casarse no tiene por qué ser una cuestión de edad, si no un paso del cual cada una tiene su punto de vista.

2- ¿No piensas tener hijos?

¿Tener hijos me hace una mejor persona? A muchas mujeres les encantan los niños (me incluyo), pero no ven el tener hijos como un objetivo o como un requisito en la lista de su vida. Tener hijos es una tremenda responsabilidad y si bien hay quienes los tienen a los 20, también hay quienes los tienen a los 40 o quienes en realidad deciden no tenerlos. Tener hijos no nos hace más o menos mujeres, es algo tan personal que preguntarlo puede ser realmente muy incómodo.

3- Ya no tienes 20 años ¡Supéralo!

Pues no, no tengo 20 años, tengo la edad perfecta para ser quien quiero ser hoy y no el estereotipo que está definido según la edad. Puede ser que todavía disfrute emborrachándome y yendo a bailar con amigas, como puede ser que mi panorama favorito sea tejer un viernes por la noche. La edad es sólo un número y cada cual puede hacer lo que mejor le parezca independiente de si tiene 15 o 55.

También puedes ver: los cambios en la sexualidad femenina a los 30 años.

4- El metabolismo cambia mucho a partir de los 30….

Y luego de esto viene el “tienes que empezar a cuidarte” ¡Por favor no te metas con mi cuerpo! Ese es un de los temas sensibles de muchas mujeres, y no hay nada más incómodo que te refrieguen en la cara que ya no podrás seguir disfrutando como quieres de ese chocolate que tanto te gusta, porque te costará el doble bajarlo. Basta, el cuerpo es mío y yo sabré lo que hago con él. Obvio que el metabolismo cambia, pero es problema mío lo que haga para sentirme bien conmigo misma.

5- Tan inteligente y bonita…¿y sin novio?

Sí, soy inteligente, bonita, hago lo que quiero con mi vida, disfruto de mis amigas, tengo un gran trabajo, viajo mucho y soy FELIZ. No tengo novio, y si llega en algún momento genial, si no, seguiré siendo feliz con la vida que quiero tener.

6- No viajes tanto y ahorra

¿Es broma? Nada peor que se metan en tus finanzas y que se crean con el derecho de opinar sobre lo que haces con TÚ dinero. Hay muchas personas que tienen los viajes como una última prioridad, pero hay otras en que ocurre totalmente lo contrario y que a los 30 prefieren tener un pasaporte lleno de sellos, que una casa propia, ropa de marca o inversiones en todos lados. Hay quienes viven pensando en el futuro, y quienes adoran vivir únicamente el presente.

Si estás harta de escuchar todo esto, te aconsejamos que en vez de responder con una sonrisa medio fingida, digas de una vez lo que piensas al respecto, sin rodeos y al grano! Recuerda aplicarlo tu también pues a veces, menos es más y de seguro hay una sola pregunta o frase que podría reemplazar a todas estas y que es muchísimo más certera y decidora: ¿ERES FELIZ?

Por: Fernanda Urzúa M.

 

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte